¿Qué hacemos si…?

Qué hacemos sí… tengo que reincorporarme al trabajo después de la baja de maternidad y siento alivio por olvidarme un poco de pañales y biberones.

La convivencia diaria con el recién nacido focaliza toda nuestra existencia y puede resultar agotadora, la mamá se rige por el ritmo del bebé, que en ocasiones es muy absorbente. Incluso durante las horas de sueño, la madre permanece en alerta continua por si hijo llora. Por eso puede ser normal, que de vez en cuando nos apetezca “desconectar” y relacionarnos con otros adultos fuera del ambiente de casa, de chupetes y pañales y volver a la rutina laboral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s