Niños madrugadores

¿Qué estrategias pueden aplicar los padres para que el niño se quede un rato más en la cama?

Los padres tienen que fijar la hora límite a la que el niño tiene que despertarse; de tal forma  que no se permite al niño levantarse de la cama hasta que llegue esa hora. Si el niño se levanta a las 6:00h de la mañana, el padre o la madre pueden llevarle a su cuarto y decirle que hay que seguir durmiendo hasta la hora establecida. Si el niño es más pequeño, podemos ponerle un reloj de manillas, indicarle que hora es, y ponerle una pequeña pegatina a la hora que se permite levantarse Explicarle, cuando la manecilla esté aquí, donde está la pegatina, es cuando ya es la hora de levantarse, y podrá irnos a buscarnos a la habitación.

No es conveniente retrasar en exceso la hora de acostarse, pues puede llevarnos a romper el ritmo de sueño-vigilia del niño. Esto no quiere decir que los viernes y los sábados, los horarios no sean más flexibles, vamos con menos prisa, y los niños se acuestan un poco más tarde. Pero un poco, no es bueno que estén despiertos hasta muy tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s