El problema de la comunicación entre personas, la telecomunicación; por Enrique Jiménez

ComunicaciónOs adjunto una nueva colaboración de Enrique Jiménez, en este caso hablándonos de la comunicación y las nuevas formas de comunicarnos:

Las palabras comunicación y telecomunicación son muy parecidas, pero muy diferentes a la vez en cuanto significado, además mantienen una relación “amor-odio” cuando hablamos de comunicación y relación cotidiana de personas.

La importancia de la comunicación

La comunicación entre personas es un pilar básico cuando queremos tener una buena amistad o cuando queremos tener pareja, es decir, en situaciones donde compartimos momentos, sentimientos y puntos de apoyo psicológicos.

Una buena comunicación permite conocer bien a una persona, comprenderla y ayudarla, saber como piensa o que es lo que realmente desea expresar o desea recibir de la otra persona con la que comunica.

Y mirando el vaso medio lleno, la telecomunicación es una forma de facilitar la comunicación. Permite a dos o más personas comunicarse a miles de kilómetros de distancia, lo cual hoy día es fundamental para personas  que no viven en el mismo lugar y desean mantener una buena relación con aquellas personas que extrañan, lo cual, permite evitar tristezas y depresiones por echar mucho de menos a alguien, “algo es algo”.

¿Dónde está el problema de la telecomunicación?

Hoy día, las personas cada vez sabemos comunicarnos peor debido a la telecomunicación en gran parte. Una persona acostumbrada a comunicarse a distancia mediante cualquier aparato tecnológico, pierde facultades a la hora de comunicarse con una persona en el “cara a cara”.

Nos sentimos extraños cuando se nos exige la comunicación en persona, porque es mucho más fácil telecomunicarse, tienes más tranquilidad, más tiempo para pensar respuestas, puedes hacerlo tumbado desde casa… Al final, las personas empezamos a perder esa magia de la vida real.

Además, la telecomunicación hace más fácil comunicarse con muchas personas, por lo tanto, a veces nos cuesta centrarnos en la comunicación con quien realmente debemos de tenerla. Además, podemos estar solos y estar comunicados con alguien, pero cuando esa telecomunicación termina, percibimos el silencio real y la falta de la persona que no está presente físicamente.

Me gustaría hacer un llamado a la nueva juventud, que basa su comunicación en un aparato electrónico, sin ser consciente, que cuando el aparato electrónico se apaga, se siente solo.

Comunicación y telecomuniación, dos términos muy cercanos que no sabemos realmente si se apoyan o se destruyen.

Enrique Jiménez: Web del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s