¿Una generación de niños distinta? Las nuevas tecnologías y el ocio colaboración de Silvia Álava con el diario El Confidencial

Nativos tecnológicosEstamos ante una nueva generación de niños que son “nativos tecnológicos”, desde que nacen tienen acceso a móviles inteligentes, tabletas y ordenadores, ven a sus padres trabajar y divertirse con ellos, y están acostumbrados a utilizarlos desde bien pequeños. Hoy en día, los niños de dos años saben perfectamente cómo se ven fotos o vídeos en las tabletas o en el teléfono. Pero eso no implica que los niños tengan que tener acceso indiscriminado a las nuevas tecnologías, o que tengan que tener una tableta o un ordenador desde pequeños.

Los niños están inmersos en mundo tecnológico, por eso, no podemos pretender que no tengan juegos tecnológicos, pero sí debemos regular su uso, y no permitir que sólo jueguen con ordenadores y videoconsolas. No olvidemos la importancia y las bondades que tienen los juguetes tradicionales en el niño y cómo estos fomentan unos procesos de aprendizaje que no realizan los videojuegos.

“Los niños pequeños no deben jugar a videojuegos más de 30 minutos diarios”

 La actitud de los padres con los niños ante el uso de nuevas tecnologías para el ocio nunca puede ser pasiva. Los padres tienen que poner límites en su uso. Lo ideal es que se utilice como premio, que su uso se tenga que “ganar”, siguiendo unas pautas muy simples, para poder utilizarlas siempre tienen que estar, por ejemplo, los deberes hechos, haber obedecido durante el día, y no protestar cuando te mande apagarlo.

Por otro lado el tiempo debe estar siempre controlado: con niños pequeños no más de 30 minutos diarios. Cuando son adolescentes, también hay que seguir ejerciendo un control en cuanto a los horarios de utilización, tiempo máximo de uso, y no dejarles acceso a cualquier página o juego.

Conseguir esto es difícil, pues en la sociedad actual, en la que ambos padres trabajan y en ocasiones con horarios muy extensos, el sentido de culpabilidad afecta a muchos padres. Se sienten culpables por pasar poco tiempo con sus hijos, y el poco rato que están con ellos, les cuesta marcar las normas y los límites, por lo que no suelen limitar el acceso a los ordenadores y videojuegos de sus hijos. Por eso, no olvidemos que lo importante es la calidad del tiempo que se pasa con los hijos. Debemos recordar que los niños necesitan normas y límites, pues aunque en un primer momento les puede costar aceptarlas, es algo que les dará seguridad y confianza.

En nuestro próximo post veremos las pautas que aconsejamos seguir a los padres en estos casos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s