Los diez requisitos de la canguro ideal, colaboración con el diario ABC

Os adjunto el archivo con la última colaboración realizada para el diario ABC, de la mano de M.J. Pérez Barco:

canguro--644x362 fotoliaSon bilingües, pedagogas, profesoras… Las niñeras del siglo XXI están superformadas. Hay una escuela en Barcelona que las prepara

Las hay especializadas en gemelos, en puericultura, en postparto… bilingües, con coche propio… Muchas son pedagogas, psicólogas, profesoras, educadoras infantiles tituladas… Las canguros, niñeras, cuidadoras, «babysitter»… de los hijos son cada día más profesionales. «Están muy formadas, porque es una profesión muy importante y vocacional para la que no todo el mundo sirve», afirma Miriam Bonet, psicóloga y coodirectora de la Escola de Cangurs Compass de Barcelona (ahora Educational Excellence for Families), el único centro de España dedicado a la formación de estas profesionales. Aún así elegir la ideal es una tarea delicada y muy estresante para muchos padres que a lo largo de todo el año, o en momentos como las vacaciones navideñas en los colegios, deben contratar a una de estas profesionales. Existen pautas que pueden ayudar a encontrar la más acorde con las preferencias de la familia:

1. Los padres deben establecer cuáles son sus necesidades. «No es lo mismo una niñera puntual cuando la pareja se va a una cena, que una canguro que va a estar todo el día con los niños u otra que los va a buscar al colegio hasta la hora del baño», asegura Silvia Álva Reyes, directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes.

2. La familia tiene que conocer el currículo, experiencia previa (en función de la edad de los niños que va a cuidar) y referencias de la niñera. Durante la entrevista se le preguntará cuestiones tan básicas como ¿cuál fue su último trabajo con niños? ¿cómo terminó, cuándo y por qué? «Lo mejor es tener algún contacto de las familias con la que la canguro ha trabajado y hablar con ella», afirma Bonet.

3. Perfilar de qué se va a encargar la cuidadora: de recoger a los niños, darles la merienda, bañarles… y quizá también de otras tareas del hogar. En cualquier caso, los padres deben comunicárselo a la niñera y dejar claro que esperan de ella.

4.La canguro seguirá las pautas educativas que indiquen los padres y debe conocer los hábitos de la familia. No obstante, Miriam Bonet aconseja realizar una serie de preguntas sobre normas educativas a la cuidadora. Por ejemplo, cuáles son sus recursos para poner límites, si castiga o no, qué normas son las adecuadas según su criterio, a qué juega con los pequeños, si le gusta jugar, qué actividades plantea para hacer con los niños… También es necesario preguntar en concreto cómo se maneja en distintas situaciones: cómo hára para que los niños cumplan las pautas, o para que coman… Es imprescindible saber cómo actuaría ante una situación de emergencia o accidente doméstico, a quién llamaría…

5. Una canguro tiene que saber organizar a los niños y gestionar el tiempo. Muchas cuidadoras recogen a los pequeños del colegio y les llevan a las actividades extraescolares, por tanto se comunican diarimente con profesores y monitores. «Por eso, la canguro tiene que saber recoger esa información y transmitírsela a los padres —afirma Bonet—. Por ejemplo, si el niño ha estado ese día retraído, alegre, si ha empezado a jugar con algo nuevo o ha aprendido algo nuevo…».

6. Dice mucho de la profesionalidad de una canguro si ella misma, durante la entrevista con la familia, también se interesa por conocer al menor y preguntar cuestiones básicas como si tiene algún tipo de alergia, enfermedad, lo que le gusta o no…

7. El mejor indicador de que es la canguro ideal se producirá cuando los padres observen cómo interactúa con los niños, cómo les habla, si les mira a los ojos, si les respeta, cómo les trata… «Hay que fijarse en la reacción de los niños porque son muy francos y lógicos. Solo el hecho de arrodillarse y ponerse a la misma altura que el niño es un signo muy importante y básico de una buena niñera», dice Miriam Bonet.

8. La presencia personal es también importante. La primera impresión que se forma en los primeros segundos es la que dura.

9. «La canguro debe inspirar confianza a los padres», asegura Sílvia Álava Reyes. En ausencia de los padres, va a ser la figura de referencia y autoridad y la fuente de seguridad. «Si los padres dudan de esa persona, el niño se va a dar cuenta y se sentirá inseguro», explica Álava Reyes.

10. Siempre existen otras opciones, como las «au pair», una posibilidad cada vez más demanda por las familias que «buscan una asistente lingüística que además cuide de los niños. El mayor beneficio es el intercambio cultural que conlleva, ellas buscan el aprendizaje del idoma español a la vez que enseñan a los niños otra lengua», aseguran desde la agencia Aupairpluschildren.

FUENTE: Diario ABC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s