Preguntas y respuestas del Videochat en diario El Norte de Castilla de Valladolid

Silvia Álava El Norte de CastillaOs dejo el enlace a las preguntas y respuestas que el pasado lunes surgieron durante el videochat con el diario El Norte de Castilla:

Jose

Hola, soy padre separado mi hijo tiene 9 años, la custodia se la dieron a la madre cuando el niño tenía 4 años, a fecha de hoy el niño me insiste en que quiere vivir conmigo, qué me aconseja que haga caso a sus pretensiones e inicie los trámites o le deje como esta?

R- Estos casos son bastante complicados, y por desgracia influyen otros factores además de lo que el niño prefiere. Es por eso que como se trata de un tema judicial, es mejor que lo comentes con tu abogado.

Ana

Hola. Tengo un niño de 8 años y otro de 21 meses. El mayor siempre ha sido muy tranquilo pero desde que ha empezado 3° de primaria, sobre todo a la hora de hacer los deberes, le cambia su actitud y se vuelve muy nervioso, contestón, se cabrea muy fácilmente… no es el niño al que nos tiene acostumbrados de cariñoso, tranquilo… No ha cambiado nada en casa pero en el cole está mas distraído y ha bajado el nivel. ¿Qué podemos hacer para ayudarle y que vuelva a ser el de antes? ¿Por qué este cambio? Gracias

R-Hola, necesitaría tener más datos y hacer una evaluación en profundidad para saber qué es lo que ha podido causar este cambio en su hijo. No obstante, es importante tener en cuenta varios factores que sí que han podido influir, como que vuestro hijo pequeño está en una edad “muy rica”, y que por eso pueda tener más celos y que aproveche precisamente el tema de deberes y estudios para conseguir su parcela de atención, así como el aumento de la dificultad del curso en sí, que es mucho más demandante, la carga de deberes es mayor, hay que estudiar y memorizar para los exámenes…

Marian

Hola Silvia. Mi hijo mayor tiene 10años y desde q nació su hermana tiene mucha pelusa o envidia….no se q es.se quieren mucho pero si puede la pone zancadillas, a veces tememos la pueda hacer daño en una de esas.se llevan5y la otra también le pica mucho. Estuvo acostumbrado unos años a q era el único niño para toda la familia. ¿Por qué puede ser? ¿Puede no quererla? Gracias

R-Es importante que el niño aprenda a gestionar sus celos, durante muchos años ha sido hijo único y ahora tiene que compartir no solo sus juguetes y sus cosas, sino, lo que le es más difícil vuestra atención. Y precisamente esto es lo que tenéis que manejar, que tenga atención en positivo, es decir cuando no pincha ni pega al hermanito, no al contrario, pues cuando quiere buscar vuestra atención no le importará conseguirla a través de la reprimenda o regañina.   Te recomiendo que te leas el capítulo dedicado a los celos ante el nacimiento de un hermanito del libro Queremos Hijos Felices, y no te olvides que además el 100% de los derechos de autor serán donados a la Asociación Nuevo Futuro para que pueda continuar con la excelente labor que realizan con los más pequeños.

JULIA

Buenos días Silvia, tengo un niño de 4 años y 5 meses que tiene encopresis infantil, y ya hemos hecho de todo, pero según la psicóloga infantil tiene algún problema emocional. El ámbito familiar es muy bueno y estable y le reforzamos y animamos mucho incluso su hermano cuando hace sus necesidades en el servicio. ¿Qué me aconsejas? Muchas gracias.

R-Hola, tras los problemas de encopresis en muchas ocasiones detrás puede haber problemas emocionales y sobre todo de conducta, por eso hay que hacer un análisis no solo del problema en sí, si no del resto de su comportamiento, si obedece, si no lo hace, si es más retador, menos… y sobre todo saber cuál es la respuesta que vosotros tenéis ante sus escapes, que muchas veces es la que mantiene y refuerza el problema. Analizar que hacéis y qué consecuencias tiene para vuestro hijo.

ANA LOPEZ

Buenos días Silvia, me gustaría me pudieras ofrecer alguna pauta a seguir con un niño de 6 años con las siguientes características. Es un niño que no obedece hasta que no le llamas la atención unas cuantas veces, en el colegio nos dicen que molesta a los compañeros, no presta la atención debida, es muy movido, se distrae con cualquier cosa, sin embargo siempre nos comentan que tiene un gran potencial. Es un niño con una gran sensibilidad y bueno, parece, aunque sea contradictorio, que pega a alguno de sus compañeros. Sabemos por lo que vemos en casa y por lo que nos cuentan en el colegio que él es consciente de que tiene que mejorar su comportamiento, pero una vez metido en harina, se le olvidan ciertas normas. Estamos en coordinación con el profesorado para intentar corregir este comportamiento. Agradeceríamos nos dieras alguna pauta concreta para poner en práctica. Muchas gracias. Un saludo

R-Creo que en estos casos es fundamental trabajar de forma coordinada con el colegio, algo que comentáis que ya estáis haciendo. Se trata de poner normas y pautas de actuación tanto en casa como en el colegio.  Por ejemplo, comentas que no obedece hasta que no se le dicen las cosas varias veces, podrías poner una norma que sea “se obedece a la primera”, pero será fundamental que vosotros no le repitáis las cosas varias veces, sino que establezcáis las consecuencias que habrá tanto cuando obedece (muchos refuerzo, y atención) como cuando no lo hace (por ejemplo no ganas ver la tele). Te recomiendo que te leas el capítulo titulado “Cómo conseguir que obedezcan”, del libro Queremos Hijos Felices, y no te olvides que además el 100% de los derechos de autor serán donados a la Asociación Nuevo Futuro para que pueda continuar con la excelente labor que realizan con los más pequeños.

Laura

Buenos días, tengo una niña de dos años de Alta Demanda tengo que “negociar” con ella cada paso que doy ya que si la impongo solo consigo que llore, no sé si voy por buen camino ya que a veces da igual lo que le diga para intentar convencerla y el entorno me tacha de que así sólo consigo ser permisiva y hago lo que ella quiere. Yo lo veo más bien como un mutuo acuerdo, ella hace lo que la pido con alguna condición de ella. Un saludo y gracias

R-Hola Laura, los dos años son una edad difícil de gestionar, pues los niños se dan cuenta que ellos también pueden mandar y opinar, pero como todavía son dependientes lo expresan a través del No. Es importante que seas firme con ella, pero también que la saques de los posibles bloqueos, pues por sí misma no sabe salir. Te recomiendo que te leas el capítulo de los terribles dos años del libro, y no olvides que además el 100% de los derechos de autor se donarán a la Asociación Nuevo Futuro para que pueda continuar con su labor con lo más pequeños.

 Emiliano

¿Cuál cree que es el motivo del aumento de los problemas de atención en los niños? ¿Cree que el sistema educativo ayuda o agrava este problema?

R-Hola Emiliano, la prevalencia del TDAH es en torno al 7% de la población. Lo que es fundamental en estos casos es hacer un buen diagnóstico, que incluya no solo un cuestionario a padres y profesores, sino también una evaluación neuropsicológica sobre cuál es la capacidad del niño, y principalmente sobre los procesos atencionales, para saber dónde está el problema, en la calidad de la atención, en la atención sostenida(cuánto tiempo puede estar atento ante el mismo estímulo), el atención divida, (que pasa cuando tiene que hacer dos cosas a la vez), en la atención selectiva, (es capaz de focalizar la atención a lo necesario en ese momento), en el control de la interferencia, (él mismo consigue centrarse de nuevo)… en función de dónde esté el problema, habrá distintas procesos que trabajar con él.

Alfonso

Entiéndaseme la pregunta. Un azote a tiempo ¿tiene más beneficios que perjuicios o viceversa? Tengo la impresión de que somos muy permisivos con nuestros hijos, en gran parte por el hiperproteccionismo psicológico que hay hacia ellos

R-Hola Alfonso, es verdad que uno de los mayores errores que se cometen en la educación hoy en día es la sobreprotección. Cuando sobreprotegemos a los niños no les dejamos que se desarrollen correctamente ni fomentamos su seguridad ni su autonomía. No obstante, el azote no es la fórmula para imponer la autoridad. Con ello además de ser una incongruencia educativa, pues seguro que les decimos que no se pega, les demostraremos a los niños que hemos perdido la paciencia, y que no supimos gestionar la situación sin perder el autocontrol.

Elia

Hola Silvia, tengo una niña de 3 años y un niño de 2 meses. Mi hija me complica todo a cada segundo para que solo esté con ella. Sé que es normal que esté celosa, pero tira todas las cosas, llora cuando estoy con su hermano y ha dejado de comer bien… ¿Qué debo hacer? Gracias

R-Hola Elia, con tres años puede ser muy normal sentir celos ante el nacimiento de un hermanito. Es importante que os paréis a observar lo que hace y dice vuestra hija y lo que vosotros hacéis, pues me temo que cuando tira las cosas y llora es cuando tiene una mayor atención. Tiene que aprender a regular sus celos, será importante además de tener más atención en positivo, es decir cuando no esté llamando la atención, que en negativo, cuando tiene esas rabietas. Te recomiendo que te leas el capítulo dedicado a los celos ante el nacimiento de un hermanito del libro Queremos Hijos Felices, y no te olvides que además el 100% de los derechos de autor serán donados a la Asociación Nuevo Futuro para que pueda continuar con la excelente labor que realizan con los más pequeños.

Maximino

Buenas tardes. Tengo una hija de 4 años la llevo dos días a la semana a inglés y dos días a la semana a karate. En el colegio la profesora nos comenta que le cuesta hacer los números y las letras. Mi mujer quiere seguir llevándola a las actividades y yo le comento que la quite de todo y cree un hábito de trabajo en casa y reforzar lo del colegio. No sabemos qué hacer, a lo mejor la estamos saturando y no se centra en nada. Un saludo y gracias

R-Hola. Con cuatro años, la niña es muy pequeña para tener actividades cada día, hay que valorar qué es lo que puede estar ocurriendo, pero si la profesora os comenta que tiene dificultades con las letras y los números, quizás es más conveniente que reforcéis esta área y que se siente todos los días un poquito (no más de quince minutos) a trabajar a que haga judo, que es algo que siempre podrá aprender a posteriori.

PUCELILLA

Hola. Tengo un niño de 6 años y una niña de 8 meses. El niño lleva un par de meses que va al cole llorando porque piensa que se nos va a olvidar ir a buscarle. Esto nunca nos ha pasado y ante siempre iba muy contento al cole. ¿Cómo podemos  hacérselo entender? Gracias.

R-Hola, es importante que habléis con vuestro hijo pero no en el momento en el que lo estáis dejando en el cole, si no fuera de este, por ejemplo por la tarde cuando esté tranquilo,  que le expliquéis que vosotros siempre le vais a ir a buscar, pero además podéis aprovechar para indagar que más le preocupa, si no es tanto el cole y es que se pueda sentir un poco celoso de su hermana que ve que sí que se queda con vosotros. Si este fuera el caso, hay que explicarle que le queréis un montón, pero que él como es mayor tiene que ir al colegio, y si fuera necesario enumerarle los privilegios que tiene, como montar el bici, ver la tele, jugar con el teléfono…

Paula

Hola Silvia, enhorabuena por tu libro. Me gustaría saber a partir de qué edad deberíamos pensar en cambiar a nuestro hijo a su propia habitación, ahora mismo tiene 8 meses y nos parece demasiado pronto. ¡Muchas gracias!

R-Hola Paula, con ocho meses de edad los niños ya suelen ser lo suficientemente mayores para dormir ellos solitos en su habitación o en el caso de tener un hermano, con su hermano. No obstante, es importante que os aseguréis que le escucháis si llora o se desvela, o si la habitación está lejos poner un interfono para bebés. Te recomiendo que leas el capítulo dedicado al sueño de los bebés del libro Queremos Hijos Felices, y no te olvides que además el 100% de los derechos de autor serán donados a la Asociación Nuevo Futuro para que pueda continuar con la excelente labor que realizan con los más pequeños.

Ana

Buenas tardes. Tengo dos hijas una de 4 y otra de 2 años, mi pregunta va sobre la de 4 años. La profesora nos ha comentado que en clase podría aprender mucho más pero se distrae con facilidad, la describe como una niña muy juguetona e infantil. Nos manda fichas para reforzar en casa pero soy incapaz de hacer una ficha sin enfadarme con ella y al final acabo frustrada y chillándola. Es hablar de deberes o ver la ficha y no hay manera, se hecha a llorar, no ha comenzado ya está cansada, continuamente hablando…. Mi pregunta son dos ¿cómo puedo crear un hábito de hacer deberes? ¿Y que le guste? Gracias

R-Hola Ana, con cuatro años de edad el tiempo de atención de los niños es muy limitado, por eso no es conveniente estar con ella trabajando más de quince minutos. De todas formas hay que cambiar la forma en la que te enfrentas a hacer los deberes con ella. Si la niña ve que es un suplicio y que al final te enfadas… no va a ser una buena forma de que la guste. Otra pauta a seguir es ajustar la dificultad de los mismo, quizás es mejor empezar por tareas más facilitas que ella pueda resolver sin problema, para que así coja confianza y aumente su seguridad.

María

Buenas tardes. Tengo una niña de 3 años y medio, reclama mucha de mi atención y no acude al padre para nada. Come mal y creo que es sólo para llamar mi atención, para que la haga caso, y me preocupa que esté tan “enmadrada”. Yo trabajo mañana y tarde y me siento muy culpable con esta situación y me preocupa que utilice la comida para que le haga caso. ¿Me podrías dar algún consejo? Gracias.

R-Hola María, creo que la base del problema podría estar en ese sentimiento de culpa que te hace enfrentarte a la situación de forma “culpable” y tu hija lo nota y lo aprovecha. Es importante que lo trabajes de forma personal, para que así cuando llore o no come, vea que no te afecta, y que de esa forma no conseguirá atención extra por tu parte.

Ballena Blanca

Entiendo que lo mejor sea incentivar a los hijos mediante premios y otros estímulos positivos, pero ¿qué puede hacerse cuando se ha llegado a un punto en el que ellos se creen que cosas como ver la televisión, jugar con la consola, chuches, una comida especial o hacer actividades como ir al teatro o a un parque de atracciones, son algo que a lo que tienen derecho a disfrutar porque sí? Quizás pensamos que ya trabajan demasiado en clase y en las actividades extraescolares y queremos darles una compensación ya solo por eso. ¿Cómo podemos marcarnos el límite o la referencia de lo que podemos esperar que hagan bien, lo que se supone que son las obligaciones o las normas que se le pueden marcar a niños de 4 o 5 años?

R-Los niños funcionan mucho mejor en positivo y cuando les incentivamos a hacer las cosas que en negativo. Por eso será fundamental que entiendan que la tele, las chuches, el parque de atracciones… son premios, que podrán ganar a través de su conducta, no derechos que tienen y que se los quitamos cuando no lo hacen bien. Para eso será fundamental vigilar el lenguaje que se utiliza con los niños y no utilizar términos como si no haces esto te castigaré con… o te vas a quedar sin chuches. Sustituirlo por, cuando haces los deberes podrás ganar ver la televisión, o cuando obedeces  a la primera puedes comer una chuche…

Alma

Hola. Tengo una niña de tres años con mucho carácter. Me discute todo, desde lo que se pone, a lo que come pasando lo que hay en la tele, etc. Y si no consigue lo que quiere se pone a llorar como una loca. Me gustaría saber qué hacer y cómo manejarlo. Gracias.

R-Hola Alma, creo que es importante que te pares a observar no solo como reacciona tu hija, si no como lo haces tú. ¿Qué ocurre cuando llora?   Quizás lo que esté pasando es que tú la prestas más atención cuando no obedece que cuando sí que lo hace, y que te está retando. Es importante que la niña vea que no entras en su juego, y que por supuesto no te gana ni te desesperas, aunque a veces haga falta que salgas de la habitación para no hacerla caso cuando monta “la pataleta”.

Miranda

Hola Silvia, encantada de hablar contigo. Tenemos una niña de 2 años y un niño de 3, el niño ha empezado el cole este año y nos dicen los profes que no suele relacionarse con el resto de niños de clase, que además suele ser bastante violento cuando está con ellos. ¿A qué se puede deber este comportamiento? Gracias

R-Hola Miranda, habría que saber si tu hijo había estado antes en la escuela infantil o fue directamente al colegio. A determinados niños les cuesta más socializar y relacionarse con sus iguales. Por eso puede ayudaros que vayáis con él al parque, a ludotecas, a actividades infantiles donde esté con niños de su edad… seguro que eso le ayudará.

José

Buenas tardes, tengo una hija de 13 con lateralidad cruzada. Tiene serios problemas para entender las matemáticas. No consigue aprobar a pesar de ir a un profesor particular. ¿Puede ser debido a la lateralidad? ¿Cómo la puedo ayudar? Saludos y gracias

R-Hola María José, en estos casos hay que hacer una evaluación  en profundidad de como dicha lateralidad le puede estar afectado a los diferentes procesos cognitivos, para saber si su problema es específico del cálculo, del razonamiento numérico, es que no entiende los problemas, está en la atención, en que no sigue los pasos.. Porque sabiendo donde está problema, así habrá que intervenir, ayudándole en ese proceso específico, no centrándose solo en el contenido de la materia de la asignatura de matemáticas.

Natalia

Buenas tardes. El consejo que se nos da a los padres es contar hasta cien (o más) cuando los niños (los míos de 2 y 4 años) desobedecen, se rebelan, cogen una rabieta; y al terminar la cuenta, intentar hablar con ellos. ¿Y si no puedes contar más allá de tres, que notas cómo te sube el enfado, que lo has dicho ya cien veces y no obedecen y lo que sale es un grito o un castigo? Lo que más me duele es que justo al terminar de gritar, me arrepiento y me siento peor que ellos. Gracias.

R-Hola Natalia, cuando los niños tienen una rabieta lo que mejor nos va a funcionar es no hacerles caso, que vean que a través de ella no consiguen ni su objetivo ni atención por tu parte. De todas formas conseguirlo es complicado y en ocasiones no vale ni contar. Aquí será más efectivo que te vayas, que te marches a otra habitación, para que vean que efectivamente  no les estás haciendo caso.

Reyes

Tengo una niña de tres años y medio y no hay forma de que deje el chupete. Le he dicho de todo para convencerla, desde que es de bebés hasta que se lo tiene que dar a su primito pequeño, pero no hay tu tía. ¿Qué hago?

R-Hola Reyes, con tres años y medio los niños no deberían llevar chupete, pues además de que es mayor para hacerlo, corre el riesgo de que se le deforme el paladar. Creo que en este caso no tenéis que pedirla ni permiso ni opinión para llevarlo a cabo, sino directamente deshaceros de él y lo podéis sustituir por un muñequito pequeño, que pueda tener para dormir y que de esa forma le dé un poquito de seguridad. ¡Seguro que os ayuda!

Ana

Buenos días Silvia. Tengo un hijo de 5 años y presenta algunas características del TDAH sin serlo. Es un niño desobediente e inquieto. Con gran capacidad cognitiva y sin problemas atencionales. En ocasiones molesta a los compañeros. ¿Puede recomendarme alguna pauta para mejorar estas conductas negativas? Muchas gracias.

R-Hola Ana, con cinco años es muy pequeño para poder diagnosticar un TDAH, pues el propio criterio diagnóstico implica que el niño tiene que tener más de seis años. No obstante, eso no implica que no se puedan trabajar esos problemas de conducta tanto en casa como en el colegio. Si pudierais hablar con la profesora para que el trabajo se realice de la forma lo más coordinada posible y que podías ligar pequeños privilegios a su comportamiento en clase, eso  podría ser de utilidad.

Elena

Buenos días!! Tengo un niño q está a punto d cumplir 11 años y lleva muy mal lo de hacerse mayor y siempre tiene q llamar la atención, en el entorno familiar tiene dos primos más pequeños y lo pasa mal cuando están y él no es centro. ¿Qué podemos hacer para ayudarle?

R-Hola Elena, estos casos pueden ser muy normales, ser mayor está cargado de responsabilidades. Por eso será fundamental que os centréis en los privilegios de ser mayor, como jugar a determinados videojuegos, ver series en la tele, ir al cine a ver películas de su edad… que no solo se quede en lo negativo de hacerse mayor.

Mónica

Hola, mi hijo de 10 años, está teniendo fracaso escolar no para de molestar en clase, no tiene amigos y desobedece de continuo ya no sé qué hacer y encima tengo otro niño de 7 y le va copiando…. Me desespero en pensar lo que hago mal y donde fallo. Gracias

R-Hola Mónica, creo que si con 10 años el niño no es capaz de seguir las explicaciones en el aula y molesta a sus compañeros, lo ideal sería hacer una evaluación en profundidad para saber dónde está el problema, que es lo que puede estar originando el mismo. Dicha evaluación debería incluir los procesos intelectuales (comprensión verbal, razonamiento, memoria…) de función ejecutiva (atención, planificación, organización…) de lectoescritura, y también posibles problemas de  conducta y no olvidar los aspectos emocionales.

Yoli128

Buenos días: Tengo mellizos de 5 años y cuando los dejo con los abuelos se portan fatal, saltan en los sofás, se pelean, cogen rabietas, no se qué puedo hacer para que cambien su actitud con los abuelos. Gracias.

R-Hola Yoli, creo que en vuestro caso es importante dotar a los abuelos de autoridad, que ellos puedan seguir las mismas normas y las mismas pautas educativas que cuando están con vosotros y que así se lo hagáis saber. Que las normas sean muy explícitas, por ejemplo: Obedecer a los abuelos, y también las consecuencias que tú aplicarás a tu llegada si no se han cumplido. Por ejemplo, si los abuelos me dicen que vosotros no obedecisteis, hoy no ganaréis ver la tele por la tarde.

Visionario62

Entiendo que cada niño es un mundo y que lo que puede dar usted aquí son normas generales, que los padres debemos luego adaptar a las condiciones de nuestro hijos. Con todo, me gustaría saber cómo afrontar la situación en la que te percatas de que las compañías de tu hijo no son las adecuadas. ¿Psicología inversa? ¿Control? ¿Paciencia? ¿Diálogo?

R-Como bien dices cada niño es un mundo diferente y hay que hacer un traje a medida de su situación personal, sus circunstancias… por eso en el libro se explica que la clave es pararse a observar tanto lo que hace o dice el niño, como la situación en la que ocurre como reaccionan los adultos que le rodean. Eso nos ayudará a poner las pautas precisas y concretas para él.

Respecto a las amistades, no pones la edad de tu hijo, que nos puede dar más pistas de cómo actuar. No obstante, en términos generales no se le puede obligar a un niño a tener o dejar de tener determinados amigos, pero lo que sí que podemos hacer es fomentar la amistad con niños que a vosotros os gusten, les invitéis a casa, a jugar, a realizar alguna actividad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s