Los niños ante el divorcio. Colaboración con PapisyPekes.com

Divorcio y niñosHoy el día las separaciones y los divorcios están a la orden del día. El porcentaje de divorcios va ascendiendo en los últimos años, y este hecho es algo que inevitablemente afecta a los hijos.

Lo ideal para el niño es vivir con ambos progenitores, en paz y en armonía, pero cuando la pareja se rompe esto no es posible, y en ocasiones la única vía que queda es la separación. En estos casos los padres tienen que saber como actuar, evitando que los niños sufran más de lo necesario o que carguen con las consecuencias de una mala gestión por parte de los adultos.

 Pautas a seguir ante una separación:

  •  Los temas de pareja, son de la pareja, por lo que siempre deben de permanecer fuera del ámbito de los niños . No olvidemos que por muy mal marido o esposa que una persona sea, no deja de ser la madre o el padre del niño, y que por tanto, como tal, se merece un respeto. La primera regla de oro será, no hablar mal del ex delante del niño. No olvidemos que la principal fuente de seguridad y de confianza de los niños son sus padres, y si ve que entre ellos se descalifican, el niño se queda sin figura de seguridad y de referencia. Por tanto nunca se debe de hablar mal del otro progenitor, ni dar más información de la que el niño necesita. El tema de pareja no atañe al niño, quien debe de permanecer en todo momento al margen, y quien no necesita más información de la necesaria.
  • No olvidemos que pese a estar separados, cuando hay niños de por medio, la educación y la patria potestad casi siempre es compartida, por lo que ambos progenitores deben de estar de acuerdo en los aspectos fundamentales de la educación. Que en ambas casas sean las mismas normas será muy útil de cara al correcto funcionamiento del niño, no solo cuando sea pequeño, sino sobre todo durante la adolescencia. En ocasiones los niños utilizan fórmulas del tipo “pues en casa de mamá si que me dejan”, o “si no me dejas hacer esto me voy con papá”. No debemos caer en su chantaje, ya que no les beneficia en absoluto. Necesita que ambos padres se mantengan en la misma línea.
  • No comprar al niño. Puede resultar tentador llenar al niño de regalos, pensando que de esa forma no sentirá vuestra ausencia y no echará de menos, o que con eso conseguirá que prefiera a uno de los dos padres. Lo único que estamos haciendo es llenarle de cosas materiales que se pasan de moda, y cuya atención va a ser muy relativa. Lo que realmente será duradero es que sepa que sus padres está ahí para quererle, escucharle, ayudarle a resolver sus problemas… esto no se puede conseguir con dinero, pero ayudará a fomentar la seguridad, la autonomía y la felicidad en los niños.
  • Dejarle que se exprese con libertad, y no juzgar ni querer imponer nuestras convicciones. Es importante que el niño pueda decir que echa de menos a papá o a mamá cuando no está con él o con ella, y que no vea nunca que hay una lucha por la figura del bueno. Los dos te queremos, los dos queremos estar contigo, y de nuevo insistimos en no entrar en descalificativos hacia el ex, que afectarán a la seguridad del niño.
  • Nunca utilizar a los niños como armas para hacer daño. Sin duda quien va a sufrir las consecuencias negativas es en niño que no tiene estrategias ni defensas para superarlo

 

Extraído del libro: “Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron”. Silvia Álava. Ed.  JdeJ editores.

FUENTE: PapisyPekes.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s