5 claves que debes conocer para enviar a tu hijo a un campamento. Colaboración con YoDona.com

24448_CUB_QueremosHijosFelices_3ed.inddLa llegada de las vacaciones escolares ya está aquí, es el momento en el que muchos padres se plantean qué actividades son las mejores para que sus hijos aprovechen el verano.
Las experiencias que los niños viven en los campamentos tienen muchos beneficios, ya que estos aprenden a relacionarse con personas de distintas edades, desarrollan su autonomía y descubren la importancia de convivir y respetar a los demás. Por este motivo, la psicóloga infantil Silvia Álava en su libro ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años)’, nos da las claves para decidir si es positivo o no enviar a nuestros hijos a un campamento de verano:

1. ¿A partir de qué edad es adecuado enviar a nuestro hijo a un campamento?

Silvia Álava confirma que los campamentos urbanos son perfectos para los niños, porque además pueden ir desde muy pequeños, a partir de los tres años, ya que tienen una dinámica parecida a la del colegio. Pero, si se trata de dormir fuera de casa, el momento adecuado lo va a marcar el propio niño, según el nivel de madurez que posea. Lo habitual suele ser a partir de los 8 años de edad.

Si queremos que refuerce un idioma fuera de España, lo mejor es esperar a los 12 años, así el niño será más independiente, y tendrá el nivel suficiente para poder sentirse seguro en otro país.

2. ¿Qué tipo de campamento elegimos?

Multiaventura, deportes, idiomas, cultura, aprendizaje… Hay diversas opciones disponibles a la hora de elegir el ámbito de entretenimiento del campamento, pero hay que tener en cuenta las cualidades y gustos de cada niño; si el niño es muy tímido será adecuado apuntarle a uno en el que se sienta cómodo. Sin embargo, si es muy activo, será mejor inscribirle a uno con actividades deportivas. Debemos tener en cuenta que si nuestro hijo no es buen deportista, pero le gusta la naturaleza, será mejor dirigirle a ese tipo de campamentos.

3. Si el campamento es fuera de la ciudad en la que se vive… ¿Es positivo llamarles por teléfono? ¿Podemos ir a verles?

El uso del móvil por parte de los niños suele estar restringido, además siempre hay que cumplir las normas que estén establecidas en el campamento, así, no se interrumpirá el funcionamiento previsto para las actividades de los niños.

Si el campamento tiene un día establecido para las visitas de los familiares, lo mejor es ir, o pactar con el niño lo que él prefiere. El día de la visita, si ve que van los padres de sus amigos y los suyos no, puede sentirse mal.

4. ¿Y si nuestro hijo se niega a ir de campamento?

Al ser una experiencia diferente que saca de la rutina a los niños, a veces les provoca cierto reparo no saber actuar en las diferentes situaciones que se les vayan a plantear. Para poder evitar esos miedos, es positivo que durante el año hayan realizado alguna actividad similar en granjas escuelas o convivencias. No conviene que los niños vayan obligados o que vean el campamento como un castigo.

5. ¿Los hermanos deben ir al mismo campamento?

Aunque para los padres es la mejor solución, lo más recomendable es ajustar el tipo de campamento a los gustos y necesidades de cada niño, aunque no siempre coincidan.

La psicóloga Silvia Álava dona los derechos de su libro ‘Queremos hijos felices’ a la Asociación Nuevo Futuro

La psicóloga Silvia Álava dona los derechos de su libro ‘Queremos hijos felices’ a la Asociación Nuevo Futuro

La psicóloga infantil Silvia Álava ha donado íntegramente los derechos de autor de su libro ‘Queremos hijos felices’ a la Asociación Nuevo Futuro, una ONG dedicada a cumplir los derechos de la infancia, en un acto que se ha celebrado este jueves en la sede de Nuevo Futuro Madrid. La cifra asciende a 5.121 euros y va a ser destinada al Proyecto de Atención Psicosocial para los 98 menores de los 12 hogares de Nuevo Futuro en Madrid. Estos niños y niñas precisan reparar daños psicosociales para mejorar sus condiciones de vulnerabilidad, impulsar sus habilidades y mejorar su autoestima y autocontrol. Álava ha destacado que le gustaría que “esta aportación económica sirviera de ayuda y de reconocimiento a la impresionante labor que realiza Nuevo Futuro con la infancia”. Según Nuevo Futuro ‘Queremos Hijos Felices’ ofrece las claves para educar a los hijos sin gritos, llantos y sin el desgaste emocional tantas veces sufrido por padres y niños. El objetivo es mejorar la calidad de vida diaria de las familias para, así, ser más felices. Asimismo, recoge las situaciones a las que se enfrentan los padres desde el nacimiento del bebé hasta los seis años, haciendo especial hincapié en la necesidad de educar a los pequeños en unos valores tan importantes como la humildad, el compromiso, la gratitud, la honestidad, o el esfuerzo, entre otros. “Estamos abiertos a escuchar nuevas ideas y propuestas para trabajar de la mano con escritores, editoriales. Lo más importante es tener clara la voluntad de colaborar, las vías para canalizarla son variadas y siempre encontramos la más adecuada para que la infancia reciba lo que más necesita” ha concluido la presidenta de Nuevo Futuro, Josefina Sánchez.

Entrega de los derechos de autor del 2014 de Queremos Hijos Felices a Nuevo Futuro

24448_CUB_QueremosHijosFelices_3ed.inddHoy a las 12,30h se hará la entrega de los derechos de autor de las ventas realizadas durante el 2014 del libro Queremos Hijos Felices en la sede de la Asociación Nuevo Futuro en la calle Bretón de los Herreros 57, bajo F, en Madrid.

Iremos colgando las fotos para aquellos no podáis acercaros… Qué ilusión!

Mi paso con Queremos Hijos Felices por el programa Ya Veremos de Juan Luis Cano, en M80 radio

Os adjunto algunas fotos de mi paso por el progama de radio Ya Veremos presentado por Juan Luís Cano en M80 Radio, junto con el podcast completo de la divertida entrevista y un pequeño vídeo de la misma.

Muchas gracias a todo el equipo de programa, me lo he pasado genial!!

Silvia Álava lo tiene claro: Queremos hijos felices | Ya veremos M80 Radio

Para ser padres no piden carnet a nadie. ¿Quién nos enseña? Silvia Álava, psicóloga infantil, ha publicado un libro que ayuda bastante: Queremos hijos felices.

Podcast entrevista Silvia Álava - Queremos Hijos Felices - Ya Veremos M80 Radio - Juan Luís Cano

Presentamos el libro Queremos Hijos Felices en el programa Ya veremos de Juan Luís Cano

Hoy a las 21h hablaremos de niños, padres y psicología en el programa de M80 radio, presentado por Juan Luís Cano“Ya Veremos”  #QueremosHijosFelices. Escúchalo en directo haciendo clíck en la imagen:

Ya veremos - Silvia Álava

 

Queremos hijos felices: lo que nunca nos enseñaron de 0 a 6 años

24448_CUB_QueremosHijosFelices_3ed.inddCuando las familias llegan a nuestro centro de psicología, nos dice, con cierta resignación e ironía: “¡Es que los niños no vienen con manual de instrucciones! No sabemos cómo actuar ante muchas situaciones, si lo hacemos bien o mal”, o “Lo hemos probado todo, pero nada funciona”.

Con este libro buscamos mejorar la calidad de vida en el día a día de las familias, que sepan cómo enfocar y resolver los problemas de sus hijos, mediante un asesoramiento claro y concreto, fruto de nuestra experiencia profesional, y que tanto padres como hijos se sientan mejor y sean más felices. Por eso hemos ido recogiendo, en orden cronológico, las situaciones a las que se enfrentarán desde el nacimiento del niño o la niña hasta los seis años, haciendo especial hincapié en trasmitir a los niños valores como la tolerancia, el perdón, el esfuerzo, la compasión, el agradecimiento, el trabajo diario y la constancia… Entonces serán más felices.

Libro Queremos Hijos Felices

La discalculia o dificultad de adquisición del cálculo. Colaboración con el programa “Es la mañana de Federico” de EsRadio

Os adjunto el enlace al podcast del programa “Es la Mañana de Federico” donde hablamos sobre la Discalculia:

Discalculia

Silvia Álava, psicóloga y directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron, explica en qué consiste la discalculia o dislexia matemática que afecta a un 5% de la población infantil.

La discalculia o dificultad de adquisición del cálculo es un trastorno del aprendizaje que se manifiesta con una baja capacidad para entender los números, para el cálculo mental y para el procesamiento matemático.

No es tan conocida como la dislexia, pero los expertos creen que es casi tan frecuente como esta. Hay pocos estudios y muchas personas, tanto niños como adultos, sin diagnosticar.

Las dificultades para comprender las magnitudes numéricas se reflejan en un bajo rendimiento en matemáticas en la escuela a medida que se avanza de curso. A la hora de detectar la discalculia hay señales de alerta, como contar con los dedos a partir de segundo de primaria. Otras son dificultad para contar para atrás o para hacer cálculos aproximados, falta de agilidad para manejar números grandes o ubicar un número en una serie, no saber qué operación hay que aplicar para resolver un problema, dificultad para memorizar las tablas de multiplicar o dedicar mucho tiempo y esfuerzo a los deberes de matemáticas sin resultados positivos.

A medida que transcurre el tiempo es normal que se manifieste ansiedad o bloqueo hacia las matemáticas, ya que hay una sensación de fracaso. Si los padres o los profesores detectan estas señales hay que acudir a un psicólogo o a un centro especializado en trastornos del aprendizaje para que valoren el caso.

La discalculia, como la dislexia, no desaparece, pero se reeduca trabajando las matemáticas con la metodología y el sistema adecuados.