¿Cómo ayudar a un hijo introvertido? colaboración con infosalus.com

niños introvertidosNo se puede hablar de una edad para el comienzo de la introversión ni para hacer un diagnóstico de algo que en realidad es un rasgo de la personalidad y no un trastorno. Aunque sí se puede decir que hacia los 4 años se podría decir que los niños ya tienen una representación básica sobre sí mismos.

HIJOS INTROVERTIDOS

Según explica a Infosalus Silvia Álava, psicóloga infantil y autora de ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron de 0 a 6 años’ (JdeJ Editores, 2014), si los niños extrovertidos se lanzan a hablar y establecen una rápida comunicación con los demás y juegan más con otros niños, los introvertidos se quedan más parados, les cuesta entablar conversación con niños que no conocen o hacer peticiones a los desconocidos.

“A los padres les es fácil identificar esta introversión y cómo les cuesta más la relación con los demás. Los niños introvertidos parecen tener una menor necesidad de entablar relaciones con los otros“, señala Álava.

En esto se diferencian niños introvertidos y tímidos, los primeros no tienen necesidad de esta relación, se sienten bien estando solos, sin embargo, el niño tímido quiere relacionarse, interactuar con los demás, pero hay algo que le impide hacerlo como la inseguridad, el miedo a fallar o a no ser aceptado.

Los niños deben aprender a relacionarse con los demás, no hay que dejarles que eviten hacerlo pero tampoco se puede obliga a pedir actuaciones innecesarias en el contexto. “Hay que desmitificar la introversión, es un rasgo más de personalidad, no es patológica, el niño sólo necesita aprender habilidades sociales”, continúa la psicóloga infantil.

CÓMO AYUDAR A MI HIJO INTROVERTIDO: CONSEJOS PARA LOS PADRES

La autora señala a Infosalus algunas pautas de actuación para aquellos padres preocupados por la introversión de sus hijos:

  • No forzar al niño: cuando vayamos a estar en un encuentro social, hay que comentarle que hay más niños y que tiene que involucrarse. Son útiles los juegos dirigidos en los que se sugiere a los niños el juego (como el pilla-pilla o el escondite) o las actividades con monitores de tiempo libre en las que participan todos los niños y no pueden ‘escapar’ de jugar.
  • No etiquetar: no pasa nada por ser introvertido pero no hay que asumir por él la comunicación con los demás ni hablar o pedir las cosas por él y no dar explicaciones ante su falta de contestación o de relación diciendo que es introvertido. “No hace falta que le resuelvas este menor interés por relacionarse con los demás”, señala Álava.
  •  Ensayar con él situaciones sociales: es lo que se denomina ‘role playing’, así se puede ensayar cómo pedir agua a un camarero o jugar a algún amigo. Mamá o papá representan el papel de la persona a la que el niño pide algo. Esto les hace tomar seguridad ante la situación.

DISTINGUIR ENTRE INTROVERSIÓN Y TIMIDEZ

La timidez no es un rasgo de personalidad, como en el caso de la introversión, sino que la persona tímida quiere relacionarse pero se inhibe de hacerlo y esto se acompaña de ideas irracionales sobre no ser aceptado por los demás.

En el caso de los niños es importante detectar esta timidez e ir trabajando pequeñas técnicas para dotar al niño de habilidades sociales, de las que en la mayoría de los casos carecen. Además, la principal fuente de aprendizaje de los niños es el modelaje de los padres a los que suelen copiar, por ello es importante darse cuenta de cuál es el modelo que estamos enseñando a los niños e ir trabajando sobre ello.

Es muy importante también en el caso de los niños que presenten timidez, no etiquetarlos y no sobreprotegerles, es decir, no resolver por ellos las situaciones en las que sientan esta timidez, porque de esta forma no desarrollarán habilidades sociales. Hay que reforzarles cada vez que hacen un pequeño gesto y no criticarles ni compararlos con sus hermanos, primos, amigos, etc.

“No hay que permitir el aislamiento del niño sino favorecer su participación en actividades que promuevan el contacto con otros niños y evitar llevar con ellos juegos que puedan realizar en solitario como las consolas“, señala Álava.

No hay que forzar la situación social y marcar metas objetivas como sólo saludar y luego jugar y sobre todo fomentar la independencia del niño. “Se puede invitar a amigos y a sus hijos a casa, donde el niño está más seguro, para luego ser recíprocos y visitar a estos amigos en su casa, para que el niño pueda ir aprendiendo las normas sociales de forma natural”, concluye la psicóloga infantil.

Anuncios

La sonrisa beneficia a la salud y reduce el estrés. Extracto Europapress

Silvia Álava - Listerine 5   Silvia Álava, experta en comunicación no verbal,  asegura que “la mejor forma de reducir el cortisol del estrés es sonreír”. Además, afirma que la sonrisa” tiene beneficios positivos para la salud, ya que el cerebro y el cuerpo están en conexión, por lo que se generan endorfinas y serotoninas que hacen gozar de una mejor salud
La gente que más sonríe suele ser la más satisfecha con la vida y también está directamente relacionado con la longevidad, la estabilidad en las relaciones de pareja, e incluso, con la productividad en el trabajo”, comenta la experta. En este sentido, incide en que “la sonrisa es nuestra mejor carta de presentación, ya que el poder de tu sonrisa te hace llegar donde te propongas”.

Según estudios recientes, la sociedad no es consciente del poder que tiene la sonrisa, de lo que se puede conseguir con ella y de sus múltiples beneficios. “Una sonrisa aporta confianza en uno mismo y buena estima social. Sirve para empatizar. Conocer a alguien y sonreír es la mejor manera de abrir puertas. Incluso nos beneficia de cara a afrontar el día a día, generando positividad”, continua la experta en comunicación no verbal Silvia Álava.

A pesar de lo que se piensa, la boca es el primer rasgo en el que se fija una persona – por encima de los ojos y el pelo – porque la boca “transmite emociones y es la parte que más contrasta del rostro“. Así, la sonrisa está ligada íntimamente con el atractivo. “Normalmente las personas que más sonríen son catalogadas como las más atractivas”, finaliza Álava.

Leer mas: http://www.europapress.es/chance/belleza/noticia-sonrisa-beneficia-salud-reduce-estres-experta-20150624133555.html

El poder de tú sonrisa: jornada de presentación Listerine

Os adjunto algunas fotos de la jornada del martes en la que tuve el placer de participar en el evento organizado por Listerine “El poder de tú sonrisa”

Tras el divorcio llegan las nuevas parejas de mamá y papá. ¿Cómo actuar? entrevista en finanzas.com

La llegada de una nueva pareja tras el divorcio puede hacer tambalear la estabilidad y la seguridad que necesita un niño para crecer feliz. ¿Sabes cómo decirle a tu hijo que te has vuelto a enamorar? Te damos las claves.

Hijos tras el divorcioDe los seis millones largos de familias con hijos que hay en España, alrededor de medio millón son familias ‘reconstituidas’. Así es como se denominan esos hogares que nacen tras las nuevas uniones de padres o madres viudos o divorciados. Y todos, probablemente, se iniciaron con esta pregunta: ¿Cómo les digo a los niños que tengo una nueva pareja?

En los foros de Internet, padres y madres en esta situación comparten dudas y piden consejo para afrontar este momento: «Mi hija no acepta a mi nueva pareja. No quiere que venga a casa y mucho menos que se quede», cuenta una de ellas. Celos, rechazo, inseguridad o culpa son algunos de los sentimientos que experimentan los hijos cuando su padre o su madre viven una nueva oportunidad en el amor.

Las claves para que esta etapa se desarrolle de manera feliz para todos son tiempo, paciencia y comprensión. Con la ayuda de Silvia Álava, psicóloga del centro de psicología Álava Reyes y autora del libro ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron’ (JdeJ Editores), te damos cinco pautas para afrontarla:

1.- Tiempo y estabilidad

Sigue leyendo

¿Cómo motivar a los niños al final de curso escolar? Colaboración con Papasehijos.com

¿Cómo motivar a los niños al final de curso escolar?

motivación-educaciónSe acerca el final del curso escolar, y todos, tanto padres como niños estamos con las fuerzas justas y con ganas de que lleguen las vacaciones. Pero no es momento de flojear, estamos en la recta final y muchos alumnos se juegan mucho, pues todavía quedan exámenes por hacer, trabajos que entregar y muchas cosas por aprender. Siguiendo estas pautas seguro que este fin de curso será más llevadero para todos:

  • Marca objetivos a cumplir, no tiempo de estudio. Qué el niño vea que si el objetivo es aprender una lección, que cuando ya se la sabe, tendrá tiempo libre para jugar. Las personas, incluidas los niños, funcionamos mejor trabajando por objetivos que por tiempos.
  • Los objetivos deben de ser realistas y ajustados al potencial y la evolución del niño. Por ejemplo, si el niño lleva mal las matemáticas durante todo el curso, no podemos pretender que en junio saque un sobresaliente. De esa forma solo conseguiremos desmotivarle y que no se sienta capaz de alcanzar el objetivo.
  • Lo ideal es trabajar desde la motivación intrínseca, o interna, es decir hacer las cosas porque yo quiero, porque eso me hace sentir bien. No obstante, cuando los niños son pequeños, muchas veces este tipo de motivación todavía no se ha desarrollado, y tendremos que trabajar desde la motivación extrínseca o externa, es decir, hacemos las cosas por conseguir algo que queremos, como por ejemplo, ver un tiempo la televisión, jugar unos minutos a la Tablet, jugar a algo que le apetezca mucho… será fundamental que el niño sepa las recompensas que va a tener por estudiar. Por ejemplo, jugar unos minutos en el ordenador…
  • Una vez que el niño ha cumplido su objetivo de estudio o de trabajo podemos preguntarle que tal se siente, si está contento por haberlo realizado. De esta forma le haremos reflexionar sobre cómo cuando cumplimos con nuestras obligaciones nos sentimos bien, pues esto será el mejor reforzador a medio y largo plazo.
  • No olvidemos que la principal fuente de aprendizaje de un niño es el modelado, es decir los niños copian a sus adultos de referencia que principalmente son padres. Por eso, es importante que los padres, pese al cansancio, al calor y al buen tiempo, sigan siendo modelo de esfuerzo y de constancia en el niño.

Quizás te interese leer: ¿Cómo conseguir que los niños se vayan a la cama a su hora?

FUENTE: www.papasehijos.com

¿Cuanto más le das, más te exige? Colaboración con la revista Psicología Práctica

Portada Psicología Práctica - Silvia Alava

Os adjunto mi última colaboración con la revista Psicología Práctica:

Hoy en día los hijos poseen cada vez más cosas y no tienen que hacer ningún esfuerzo por conseguirlas. Sin embargo, “no por eso podemos afirmar que son más felices; en general, cuanto más tienen, más quieren” asegura la psicóloga infantil Silvia Álava en su libro Queremos hijos felices (J de J Editores y Actitud de Comunicación). A veces llega un punto en que los padres no se pueden permitir satisfacer por la vía material a sus hijos y entonces se des- orientan, porque ven que no disminuye el grado de exigencia en los hijos, sino que, por el contrario, aumenta el nivel de inconformismo.

La clave está en las normas

Evitarlo pasa, según Álava, por que los niños aprendan a ganarse las cosas y cumplan las normas establecidas. Para que los niños lo comprendan, “las reglas deben ser muy claras, concisas y

adecuadas a la edad del niño”, aclara. Si no lo aprenden, “se pueden convertir en jóvenes y adultos insatisfechos e infelices, porque no han aprendido a valorar lo que tienen”, manifiesta la autora. Han de tener claro que el hecho de no cumplir las normas conlleva que no podrán disfrutar de ciertos privile- gios, como ver la televisión, disponer de ordenador, tableta o videojuegos. Estos tres consejos te ayudarán a la hora de educar con normas:

  • Evita sobreproteger a tu hijo y no le hagas las tareas para las que sí está preparado.
  • Deja que desarrolle sus propios re- cursos, que aprenda a generar estrategias y que sepa resolver sus problemas y conflictos.
  • Mantén una actitud constante de aliento y ánimo, pero sin salir al quite en todas las situaciones.

Cuanto más le das más te exige – Psicología Práctica – Silvia Álava

Fuente: Revista Psicología Práctica