Tras el divorcio llegan las nuevas parejas de mamá y papá. ¿Cómo actuar? entrevista en finanzas.com

La llegada de una nueva pareja tras el divorcio puede hacer tambalear la estabilidad y la seguridad que necesita un niño para crecer feliz. ¿Sabes cómo decirle a tu hijo que te has vuelto a enamorar? Te damos las claves.

Hijos tras el divorcioDe los seis millones largos de familias con hijos que hay en España, alrededor de medio millón son familias ‘reconstituidas’. Así es como se denominan esos hogares que nacen tras las nuevas uniones de padres o madres viudos o divorciados. Y todos, probablemente, se iniciaron con esta pregunta: ¿Cómo les digo a los niños que tengo una nueva pareja?

En los foros de Internet, padres y madres en esta situación comparten dudas y piden consejo para afrontar este momento: «Mi hija no acepta a mi nueva pareja. No quiere que venga a casa y mucho menos que se quede», cuenta una de ellas. Celos, rechazo, inseguridad o culpa son algunos de los sentimientos que experimentan los hijos cuando su padre o su madre viven una nueva oportunidad en el amor.

Las claves para que esta etapa se desarrolle de manera feliz para todos son tiempo, paciencia y comprensión. Con la ayuda de Silvia Álava, psicóloga del centro de psicología Álava Reyes y autora del libro ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron’ (JdeJ Editores), te damos cinco pautas para afrontarla:

1.- Tiempo y estabilidad

Sigue leyendo

Clases para el desarollo de la Inteligencia Emocional: “la extinción”. Vídeo de la Aventura Gomins

Inaguramos con Aroa Caminero una serie de videos, producidos para la comunidad del Videojuego Gomins, en los que diversos profesionales del Centro de Psicologóa Álava Reyes pretendemos explicar algunos condeptos clave que ayudarán a mejorar la inteligencia emocional de nuestro hijo.

En este caso Aroa nos exlica en qué consiste la extinción y cómo podemos aplicarla a nuestros hijos.

¿Cómo deben de actuar los padres ante los celos de los niños?

Refuerzo en los niñosDe nuevo en esta ocasión, lo más efectivo será trabajar desde el “refuerzo” y la “extinción”.

El objetivo en la educación es consolidar las conductas positivas en los niños y eliminar las conductas negativas, y eso se consigue mucho mejor mediante el refuerzo y la  extinción:

  • Consideramos “refuerzo” a cualquier consecuencia positiva, y ojo, no lo equivoquemos con premios materiales, el mejor refuerzo para los niños puede salirnos muy barato, es la atención de sus padres. Se trata de aprender a hacerlo cuando estén realizando las conductas que queremos instaurar, es decir, debemos estar con ellos y reforzar y premiar al niño mientras se porta bien,
  • y no prestarle más atención cuando está realizando las conductas disruptivas que queremos que desaparezcan, esto último es lo que se llama “extinción”.

Se trata de reforzar al niño, es decir prestarle atención, cuando esté actuando bien, no cuando esté en fase de estallido emocional porque está sintiendo celos.

Antes de decidir: observemos el modo de actuación de los niños con celos

CelosInfantilesLo primero que debemos hacer, es pararnos a observar qué es lo que está pasando, y muchas veces nos daremos cuenta, que cuando el otro hermano tiene la atención de los padres, el hijo que en ese momento tiene celos, empieza a llamar la atención de sus padres, a veces incluso llegando a montar pataletas.

Muchas veces nos encontramos que al final el que tiene una mayor atención por parte de los padres, aunque sea negativa, es decir, aunque se está llevando una “regañina”; es el que se ha enfadado y no ha sabido gestionar sus celos. En ese momento, ha conseguido su objetivo.

“Mis padres han dejado de hacer caso a mi hermano, para hacérmelo a mí. Me da igual que me estén regañando, incluso que me castiguen, porque me estás haciendo caso a mí”

¿Cómo podemos prevenir los celos en la infancia?: la llegada de un hermano

celos nacimiento hermano             Un caso muy típico es la llegada de un hermano a la familia, se debe prevenir la aparición de los celos preparando al niño o niña para dicho acontecimiento. Que sepa qué va a pasar, cómo va a ser, la fecha estimada…

Es bueno que, en el caso de que el hermanito vaya a heredar la cuna, o la sillita del hermano mayor, no esperemos a hacerlo a que el bebé haya nacido, pues de esta forma podríamos favorecer los celos, y que le vea como un “usurpador”. Es mejor que previamente él haya pasado a una cama, a ir andando… fomentando en todo momento las ventajas de ser mayor.

Una vez que ya está aquí el hermanito, puede ser bueno que “ayude” en sus cuidados, podemos pedirle que le dé el chupete, que acerque las toallitas… cosas para las que en todo momento está preparado el niño.

Otra cosa a tener en cuenta, es que por mucha diferencia de años que haya entre los hermanos. El hermano mayor puede ayudar y echar una mano en el cuidado de los pequeños, pero nunca se le debe transferir la responsabilidad que siempre es cosa de los padres.

¿A qué edad suelen producirse los celos en los niños?

celos en los niñosPodríamos pensar que los niños más pequeños tienen más celos que los más mayores, pero eso no es siempre así. Cuando los niños son pequeños, todavía no saben regular y controlar los celos, por eso, pueden aparecer conductas como pegar a un hermanito o a otro niño, si ve que este está acaparando la atención de sus padres, profesoras…

Los problemas de celos no ocurren solo cuando los niños son pequeños, en muchas ocasiones continúan en la adolescencia, y aunque con la edad cambie la forma de expresar dichos celos, la base suele ser una competencia con los hermanos por la atención de los padres.

¿Por qué se producen los celos en la infancia?

celos en los niñosMuchas son las causas que pueden disparar los celos. En la infancia es habitual la aparición de celos tras el nacimiento de un hermanito. En cierto modo, el niño se protege y reclama seguir teniendo la misma atención que se le dispensaba antes y que ahora tiene que ser compartida. Lo habitual es que el niño aprenda a regular esos celos, pero en muchos casos, no es así, y los niños lo pasan mal, dando lugar problemas en la regulación emocional, que en muchos casos hacen que el niño haga una llamada de atención a los padres, que puede ser de mayor o menor intensidad.

Hay niños que se ponen celosos cuando sus padres le dan atención a un primo, a un amigo que ha venido a jugar a casa… es como si quisieran a sus padres “en exclusiva” y les costara compartirlos con otras personas