Papis y Pekes: ¿Qué aporta la televisión a los niños?

Niños y televisión

Os adjunto la colaboración realizada para Papis y Pekes sobre el controvertido tema de la televisión y los niños:

Es verdad que muchos padres nos confiesan que cuando la televisión está encendida sus hijos “no existen” y es la única forma de tenerles quietos. Quizás por eso en ocasiones se tiende a abusar de ella y utilizamos la televisión “como canguro”. Pero realmente, ¿es la televisión beneficiosa para los niños?

Los dibujos de los niños son estimulantes en sí mismos, tiene colores muy vivos, formas vistosas, se añaden canciones pegadizas, sonidos… Cómo son estímulos que cambian muy rápido tanto a nivel visual como auditivo, facilitan el proceso de atención sostenida en el niño, lo que hace que no necesite hacer un gran esfuerzo cognitivo para seguirlos; por eso “se quedan enganchados a ellos” tan rápidamente.

Los niños necesitan hacer más cosas durante el tiempo libre que ver la televisión, pues hay que aprender a interaccionar con los demás, jugar con juguetes tradicionales (puzles, juegos de mesa, construcciones…) que trabajan procesos neuropsicológicos básicos como la atención, la planificación, el seguir instrucciones… y todo esto la televisión no lo fomenta.

 

Pautas para el correcto uso de la televisión serian:

  • Lo ideal es que los padres controlen el uso de la televisión de sus hijos durante toda la infancia e incluso la adolescencia, tanto lo que ven como la cantidad de televisión “consumida”. Con un año los niños ya siguen los movimientos y las canciones de dibujos más simples, pero no conviene que abusemos de este medio. En esta edad, los dibujos es mejor verlos de forma esporádica, pues hay mucho mundo que descubrir además de la televisión.
  • Cuando el niño ya es más mayor, tres-cuatro años, podemos ir incrementando el tiempo de dibujos; los cuales se pueden utilizar como premio. “Si te has portado bien durante el día, puedes ver un ratito de dibujos”. Media hora al día sería suficiente los días de diario, y durante el fin de semana, que hay más tiempo de ocio, se puede incrementar ese tiempo para, por ejemplo, ver una película de dibujos.
  • Es recomendable que el adulto vea siempre primero aquel dibujo que piensa dejar ver a su hijo. Cada padre conoce mejor que nadie a sus hijos y podrá saber si le va a gustar, si le va alterar demasiado (hay niños muy inquietos que con dibujos muy movidos se sobreexcitan), si le va a dar miedo (escenas que para un niño pueden ser divertidas a otros les puede asustar…) y además, guiarnos por la edad, no dejemos que los niños pequeños vean dibujos de mayores, no tanto porque no los entiendan, sino porque no están preparados para ello.

FUENTE: PapisyPekes.com

La psicología en la alimentación infantil. Colaboración con guiainfantil.com

Os adjunto la entrevista realizada por Marisol Nuevo para Guiainfantil.com

La reacción de los niños ante un plato de comida depende de muchos factores. Mientras que hay niños que tienen hambre a todas horas, otros son inapetentes o se agobian por ver demasiada comida en el plato.

Niños y comida

La psicóloga Silvia Álava reconoce el importante papel de los padres en la educación y en los hábitos alimentarios de sus hijos. Mantener una actitud firme y marcar los límites es la clave para enseñar a los niños a comer bien y a comportarse en la mesa.

La ansiedad y la obesidad en el comportamiento alimenticio de los niños

¿Cómo debemos enseñar a los niños a masticar?

Es más fácil de lo que imaginamos. Los padres tienen que ponerse muy firmes, no autoritarios, sino mantener una comunicación firme. Es muy raro que un niño no pueda comer una patata frita y ahí sí que tiene que masticar. Suele ser más un tema de inapetencia, de que no le gusta el alimento o le resulta duro. En todo momento es fundamental que los niños vean que los padres son firmes y no van a cambiar la comida que hay en la mesa por otra cosa. Si ven que tienen la posibilidad de cambiarlo, no se lo van a comer.

Hay niños que cuando ven mucha comida en el plato se agobian y llegan a provocarse vómitos, ¿a qué es debido?

Sigue leyendo

Entrevista en Onda Cero Madrid Norte: Libro Queremos Hijos Felices

La psicóloga infantil, Silvia Álava, presenta su nuevo libro ‘Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años‘ , este libro busca mejorar la calidad de vida en el día a día de las familias, que sepan cómo enfocar y resolver los problemas de sus hijos, mediante un asesoramiento claro y concreto, fruto de nuestra experiencia profesional, y que tanto padres como hijos se sientan mejor y sean más felices. Para ello va recogiendo, en orden cronológico, las situaciones a las que se enfrentarán desde el nacimiento del niño o la niña hasta los seis años, haciendo especial hincapié en trasmitir a los niños valores como la tolerancia, el perdón, el esfuerzo, la compasión, el agradecimiento, el trabajo diario y la constancia… Entonces serán más felices.

Queremos Hijos Felices‘, reúne infinidad de consejos claros y concretos para ayudar a los padres a resolver los problemas diarios con sus hijos. Silvia Álava aporta las claves para educar a los niños de la mejor manera posible. “Es clave analizar cómo actuamos en cada situación, por ejemplo, cuando el niño no quiere hacer caso e ir a darse un baño le dedicamos más tiempo y atención que cuando va sin ningún problema, los niños buscan nuestra atención y aprenden que se la damos más en situaciones negativas. Debemos trabajar el refuerzo positivo”, señala la autora.

“Cuando las familias llegan a nuestro centro de psicología, nos dice, con cierta resignación e ironía: “¡Es que los niños no vienen con manual de instrucciones! No sabemos cómo actuar ante muchas situaciones, si lo hacemos bien o mal”, o “Lo hemos probado todo, pero nada funciona””, señala Silvia Álava.

Los derechos de autor serán donados íntegramente a la Asociación Nuevo Futuro.

Escucha la entrevista pinchando que se realizó antes de la presentación en Soto del Real en el siguiente enlace:

Entrevista en Onda Cero Madrid Norte SIlvia Álava

¿Cómo conseguir que mis hijos me obedezcan? Consultorio de Papasehijos.com

Duda de una lectora de Papasehijos.com

Papasehijos - Silvia Álava

Querida Silvia,

Hola Silvia

Mis tres hijos (9, 7 y 5) tienen por costumbre ponerse a jugar cada vez que decimos de salir a la calle o asearse antes de cenar o jugar cuando deben ir a la cama. A veces los ignoro para mostrarles que no llaman así mi atención pero no sirve más que para ponerme más nerviosa.

Les refuerzo cuando hacen lo que deben en su momento. Siempre estoy en el dilema “no importa, sólo están jugando perooo no es lo que toca ahora”

No sé si soy demasiado estricta y me da miedo salirme de la rutina porque considero que deben tener marcadas unas pautas pero ¿dónde está el límite?

Cada vez que les digo lo que tienen que hacer, la mayor se enfada, no “soporta” que le diga lo que tiene que hacer. El pequeño sólo juega pero la mediana, que es súper responsable me dijo el otro día que no me hacia caso porque quería “ganarme”.

Lucho constantemente entre lo que quiero y lo que debo.

Gracias,

Madre de tres

Conseguir que los niños obedezcan y al ser posible a la primera, ¡es el sueño de todos los padres!, pero como bien dices en ocasiones es difícil de conseguir y los niños se ponen a jugar o a realizar otra tarea en el momento más inoportuno. En tu consulta dices que has intentado ignorarles, pero no lo has conseguido, pues al final te has puesto nerviosa, es decir, los niños sabían que en el fondo no los estabas ignorando, sino que estabas pendiente de ellos (sino, no te hubieras puesto nerviosa), y además tu hija mediana te lo ha dejado claro, su objetivo es el reto, saber hasta donde puede llegar, y “quiere ganarte”. Sigue leyendo

Consejos para educar a un hijo único. Colaboración con Nosotras.com

hijounicoEl hijo único ha estado asociado con idea de niño sobre protegido, mal criado y egoísta, sin embargo, esta situación no es un hecho objetivo. Su evolución depende de la educación que le den sus padres, no del número de hermanos que tenga.

El hijo único supone para los padres la mitad de preocupaciones y la mitad de gastos, es posible ocuparse mejor de él y darle más oportunidades y facilidades en la vida, además es una de las opciones preferidas en el caso de los matrimonios con más edad, por eso se está convirtiendo en una elección muy común en muchos hogares.

• Un problema de crecer sin hermanos es que todas las expectativas y las exigencias familiares estarán puestas sobre él.

• El hijo único es el que sufrirá los miedos y equivocaciones de sus padres. No tendrá con quien compartirlas, así que no olvidemos que los niños aprenden por modelado, y en los hijos únicos, los padres son, aún más, sus modelos a imitar. Por eso hay que mostrarse seguros, con confianza sobre lo que estamos haciendo o diciendo, de esta forma les transmitiremos seguridad y credibilidad. Sigue leyendo

¿Educan los padres de ahora a sus hijos frente a la adversidad? Teinteresa.es

AdversidadSobreproteger a los más pequeños y no dotarles del valor del esfuerzo y el sufrimiento puede convertirlos en adultos infelices.

El pasado fin de semana se celebró en Castellón el 37 Congreso de Fepace (Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Fomento de Centros de Enseñanza) y la idea de que los padres puedan estar maleducando a sus hijos intentando ser unos superpadres volvió a ser protagonista.

Según Fernando Sarráis, doctor en medicina por la Universidad de Navarra, “el ser humano nace con el objetivo de ser feliz y hacer feliz a los demás. Pero si no aprende a sufrir poniendo al mal tiempo buena cara, el miedo innato al sufrimiento cuya finalidad es avisar de los peligros, va creciendo y expandiéndose a muchas situaciones, presentes y futuras, reales e imaginarias”.

Insiste en que “el miedo le bloquea y le dificulta actuar. Por este motivo, es importante que los niños aprendan a afrontar las dificultades con tolerancia a la frustración o, como se dice ahora, con resiliencia, porque les resultará mucho más difícil o casi imposible, aprender de mayores.

Pide a los educadores tener el objetivo de educar en la adversidad como uno de los más importantes de su tarea. Para ello “es conveniente no evitar a toda costa que los niños sufran en su vida ordinaria, motivándoles de palabra y con el ejemplo a que lo hagan con buen humor, que supone evitar las quejas, los lamentos, los enfados o las tristezas cuando algo cuesta”, asegura.

María Jesús Álava, experta en la materia, lleva más de 30 años dedicados a la psicología clínica, educativa y de empresa. Es especialista en coaching ejecutivo, recursos humanos, psicodiagnóstico y psicoterapia, y dirige el Centro de Psicología Álava Reyes y la empresa Apertia Consulting. En este centro trabaja junto a su sobrina Silvia Álava, experta también en la materia y autora del libro Queremos hijos felices. Sigue leyendo

¿Cómo conseguir que los niños se vayan a la cama a su hora? colaboración con Papas e Hijos

Niños que no quieren ir a dormirDuda de una lectora de Papás e Hijos a Silvia Álava, psicóloga Directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes. Además de la autora del libro: Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron”.

Querida Silvia,

Enhorabuena por tu libro, estoy empezando a leerlo.

Quería consultarte sobre mi situación actual, las mañanas y las noches son momentos del día en los que como madre me siento agotada, resulta complicado que los niños se preparen para ir al colegio o para ir a la cama. Es como una lucha constante para conseguir que hagan sus cosas y aunque intento tener paciencia, suelo acabar de los nervios.

¿Cómo podría cambiar esta situación?

Gracias de antemano, Mamá de los nervios.

¿Cómo conseguir que los niños se vayan a la cama a su hora? Sigue leyendo